A menudo vienen a mi estudio  profesionales relacionados con el mundo de la salud, diseñadores e incluso músicos que si bien la comunicación tradicional, (el boca a boca) de sus productos y servicios les ha funcionado hasta la fecha y les sigue funcionando debido a su larga trayectoria de éxito  ahora  están buscando maximizar resultados y modernizar su imagen por que intuyen un montón de posibilidades a su alrededor y no encuentran el modo de materializar estas oportunidades de negocio.

Una gran parte de ellos están buscando un perfil moderno y actual pero no acaban de comprender del todo el funcionamiento de las redes sociales, la utilidad de  los canales de comunicación y si lo hacen no logran generar contenidos a la altura de  la calidad de los servicios que ofrecen.

Por otra parte, muchos crearon el desarrollo toda su imagen corporativa entorno al año 2000, y  aunque esta marca siga sonando a moderno no lo es, de hecho  han pasado casi dos décadas desde entonces donde hemos subsistido a  una crisis económica prolongada y de hecho las tendencias sociales nos han hecho cambiar nuestro modo de comunicarnos en esta ultima década tal vez mas que en los últimos 40 años del final de milenio.